fbpx

Medicina nutricional

El estado nutricional de una persona a menudo juega un papel crítico en el mantenimiento o la restauración de la salud. Una nutrición adecuada también aumenta la eficacia de los remedios homeopáticos, así como otras terapias. Aunque existen algunas pautas generales que se aplican a casi todos, como en la homeopatía es esencial considerar también la singularidad del cuerpo y las necesidades de cada persona.
Para lograr un estado óptimo es importante observar los siguientes aspectos para cada individuo:

DIETA

¿Cuál es el mejor equilibrio de los tipos de alimentos?

Eso significa lograr un equilibrio de grasas, carbohidratos y proteínas, alimentos vegetales y animales, niveles de vegetales con almidón y sin almidón. Una vez más, cada individuo será ligeramente diferente con respecto a lo que funciona mejor.

¿Hay sensibilidades a los alimentos o alergias?

Algunos alimentos pueden y a menudo lo hacen alterar la digestión o el sistema inmunitario. A veces esto puede ser bastante obvio, pero con menor frecuencia se compromete ‘silenciosamente’ la salud de una persona y disminuye la sensación de bienestar. Es importante reconocer que una persona puede ser ‘sensible’ a un alimento, es decir, puede ser la causa de los síntomas o hacer que se sienta mal, incluso si no es realmente alérgico, es decir si no manifiesta una respuesta inmune.

¿Cuál es el equilibrio de los alimentos alcalinizantes y acidificantes que se consumen?

Idealmente la sangre debería ser levemente alcalina (pH 7,4) y la mayoría de los organismos patógenos prosperan en un ambiente ácido. Desafortunadamente, los hábitos alimenticios modernos, el estrés y la degradación ambiental promueven la acidez en nuestro cuerpo. Abordar este problema puede ser muy útil para mantenerse saludable.

SUPLEMENTOS

En términos generales, los suplementos dietéticos desempeñan dos funciones distintas, pero a menudo incorporadas en la promoción de la salud: literalmente como suplementos, llenando los vacíos en términos de vitaminas, minerales y nutrientes que no consumimos a través de nuestra dieta, o como medicamentos naturales que se toman para abordar síntomas o condiciones específicas.

Un régimen apropiado de suplementos que también puede significar evitar el consumo excesivo o la duplicación innecesaria, apoyará o aumentará los tratamientos homeopáticos y otros.

Los cambios en la dieta o la suplementación deben implementarse de manera ordenada y oportunamente para coordinarse con otras modalidades de tratamiento. Puede ser ventajoso crear estos cambios antes o después del comienzo de otras terapias para permitir una evaluación más precisa del efecto individual de varios tratamientos, dietas y suplementos.

Además de observar los efectos de los cambios en la dieta y los suplementos, a veces las pruebas para detectar deficiencias de vitaminas y minerales, compatibilidad dietética o de suplementos, alergias y sensibilidades o problemas digestivos también son un paso apropiado. Esto se puede hacer a través de una serie de medios que incluyen pruebas de sangre, saliva, orina o pruebas simples de pulso kinesiológico.

WhatsApp chat