fbpx

Servicio, amor y compromiso: esta es nuestra historia.

La Farmacia Homeopática abrió sus puertas en Bogotá hace 10 años para ofrecer a sus clientes una experiencia única de servicio y atención personalizada, que respondiera a sus necesidades y aportara a mejorar su calidad de vida desde lo físico hasta lo emocional.

Isabella Jaramillo Castrillón, fundadora de La Farmacia Homeopática, es un ejemplo de que con vocación, amor y motivación se pueden tejer los sueños y lograr las metas propuestas. Para ella, cada persona, incluyendo su mamá e hijo han sido parte fundamental de la transformación y la evolución de esta idea que empezó en un pequeño espacio de Bogotá y con 2 personas atendiendo, ahora es un lugar que le ha brindado la posibilidad a más de 50 personas de servir y trabajar para ayudar a prevenir, sanar y curar enfermedades de manera natural.

Isabella nos cuenta cómo surgió esta iniciativa, cuáles han sido sus retos y sus planes para que La Farmacia siga aportando al bienestar de sus colaboradores, médicos y pacientes que han hecho que esta historia sea posible.

Isabella, ¿cómo empezó la idea de crear una farmacia homeopática?

Después de viuda y en busca de una estabilidad económica para mí y para mi hijo. Inicié trabajando en una floristería, en donde conocí al Gerente General de Heel Colombia, un laboratorio farmacéutico que desarrolla y distribuye medicamentos homeopáticos de origen natural. Esta persona, a quien le estaré eternamente agradecida, me ofreció una oportunidad de trabajo, me animé a vivir esta experiencia durante 8 años, aprendí demasiado, conocí varios médicos y sembré mucho de lo que ahora estoy recogiendo.

Un día mi aventura en Heel se terminó, empecé a pensar en cómo podía sustentar a mi familia y se me ocurrió crear una farmacia única que en ese momento no existiera en el mercado y que uniera diferentes alternativas de laboratorios nacionales e internacionales para ser comercializados en un solo punto.

Busqué la alianza con Heel Colombia y empecé a explorar otros laboratorios que quisieran formar parte de esta iniciativa. Así, el 24 de mayo del 2010 abrí las puertas de La Farmacia Homeopática en un local pequeño con solo 2 personas atendiendo.

Los médicos ya me conocían, entonces encontraron en mí emprendimiento una oportunidad para que sus pacientes tuvieran acceso a diferentes productos y a un buen servicio.

¿Por qué la decisión de arriesgarse a crear una farmacia homeopática y no una tradicional?

Además de que este era el mundo que conocía, creo fielmente en la medicina homeopática de calidad, con todos los respaldos científicos como los laboratorios que tenemos en La Farmacia. Este es un estilo de vida para prevenir, sanar y curar enfermedades que se complementa con pensamientos, la forma de actuar y de llevar la vida.

Esta es una oportunidad de muchas variantes juntas, innovación, servicio y alternativas.

Esta farmacia fue la pionera en crear un esquema de ventas novedoso que ofrecía a los clientes la oportunidad de tener acceso a diferentes productos y laboratorios en un mismo lugar. Sin embargo, actualmente ya no hay exclusividad en las farmacias homeopáticas, ¿cuál es el valor diferencial de ustedes que los ha hecho únicos por tantos años?

Hacemos las cosas bien, tenemos conciencia de manejar precios justos y ofrecer excelentes productos regulados por la Secretaria de Salud. Nos levantamos con voluntad de servir y eso procuramos. La fórmula para crecer y mantenernos ha sido el concepto que tenemos por servicio, el acercamiento a los médicos, las políticas basadas en honestidad y que siempre damos lo mejor de cada uno de nosotros.

Otro aspecto importante es el amor y el compromiso que yo le tengo a mis colaboradores y que ellos le tienen a su labor. Primero tiene que haber fidelidad y armonía entre los trabajadores para que ellos puedan también prestar un servicio de calidad.

¿Cuál es el concepto de servicio de ustedes?

Mi vocación ha sido servir para dar más de lo que la gente espera. No es simplemente atender y vender, es darle un alivio a la persona con nuestro apoyo y con nuestra forma de tratarla. Yo tenía eso en mi inconsciente desde joven, lo desarrollé y ahora realmente mi vocación es servir, empezando por mis colaboradores que los protejo, les transmito seguridad y los hago sentir únicos.

En estos 10 años, ¿cuál ha sido el mayor reto que La Farmacia Homeopática ha enfrentado?

Muchos cambios que han sucedido a nivel interno. Uno cree que ya ha logrado estabilizar todo, pero el tiempo avanza y los cambios siguen surgiendo. Hay que estar innovando para sobresalir en el mercado, las transformaciones en el sistema, los avances en el local, pensar en cómo evolucionar y nunca dejar de lado el buen servicio.

Todo se va dando, realmente no se piensa mucho en la dificultad porque si uno actúa con honestidad y un propósito sano, la consecuencia automática es que todo salga bien.

Esta idea de negocio surge principalmente como respuesta a una necesidad de querer ofrecer estabilidad y bienestar a su hijo. ¿Qué consejo le daría a una mamá cabeza de hogar que quiere emprender?

Indiscutiblemente el motor de mi vida ha sido mi hijo, pero quienes lo han encendido han sido mi padres, mi mamá con su amor puro y sabiduría y mi padre con su ejemplo y valentía.
Necesitaba ser autosuficiente para poder darle a mi hijo un futuro que proviniera de mi propia fuerza y poderle dar ejemplo, que me admirara.

Tengo varios consejos para las mamás que quieran emprender. Primero, les recomiendo que sean realistas y que se concentren en las oportunidades reales. Segundo, les sugiero que no esperen un príncipe azul que les arregle la vida. Tercero, nunca negocien principios por necesidad, confíen en ustedes. Finalmente, tengan claras sus prioridades en la vida y construyan poco a poco el camino a la meta que quieren llegar.

¿Cuáles son los planes a futuro para La Farmacia Homeopática?

La Farmacia me ha generado un desarrollo personal indiscutible, nuevos retos, una valía como mujer y como mamá porque esto ha generado admiración y respeto de mi hijo.  Su ayuda ha sido fundamental en la implementación de esta iniciativa, él es quien me ha acompañado en varios procesos y ahora   entrar al mundo virtual, enfrentando nuevos retos y buscando nuevas oportunidades.

Esperamos seguir creciendo sin perder el ADN y nuestra esencia que es el servicio y las buenas prácticas para continuar aportando a las familias de nuestros trabajadores, nuestros pacientes, nuestros médicos y nuestra sociedad.

Un comentario de “Servicio, amor y compromiso: esta es nuestra historia.

Los comentarios están cerrados.

WhatsApp chat