fbpx

El cannabis desde una perspectiva médica

Comúnmente, cuando se habla de cannabis, la sociedad suele evadir el tema o no debatir al respecto, a raíz de los tabúes generados a lo largo de la historia. Sin embargo, es preciso resaltar que hay un sustento médico en torno al cannabis medicinal. Para abordar este tema invitamos al doctor Fernando Mejía Villa, médico, anestesiólogo, educador universitario, y futuro profesional en Cuidado Paliativo de la Universidad del Rosario; además, estudió arte y pintura en la Universidad Nacional. Médico aliado de Medical CBD –  Nat- Herb productos a base de cannabis no psicoactivo

La Farmacia Homeopática (LFH): ¿Qué es el cannabis medicinal?

Dr. Fernando Mejía Villa (F.M.V.): El cannabis medicinal tiene 540 moléculas divididas en: terpenos, flavonoides y cannabinoides. Los terpenos se pueden aprovechar para el cerebro, pues interactúan con el sistema gamma, y tienen un rol protector antimicrobiano. Los flavonoides son otro grupo de moléculas de la marihuana; le dan el color y el sabor al cannabis, y están relacionados con los sistemas gaba, serotoninérgico y dopaminérgico.

Mientras que los cannabinoides, se obtienen de distintas maneras: por medio de los endocannabinoides producidos en el cerebro que son básicamente dos: la anandamida y el dofaroclino glicerol que todos los seres humanos producimos porque  tenemos sistema endocannabinoide, al igual que otras especies. Después de estudiar los cannabinoides durante mucho tiempo, ya conocemos qué efectos tienen: en relación con el sistema de comunicación intercelular que regula funciones vitales para la supervivencia de la especie. Entonces se encarga de temas tan importantes como la temperatura, el apetito, el sueño, el dolor, el estado de ánimo, y eso hace que sea muy importante para el ser humano.

LFH.: ¿Cuáles son los beneficios no psicoactivos del cannabis?

F.M.V.: La psicoactividad del cannabis se la achacan al tetrahidrocannabinol y a los otros cannabinoides como el CBD, el CDM, el CBG, estos tienen muchos efectos importantes para el ser humano. Tales efectos se dan debido a que impactan en el sistema endocannabinoide, el cual ayuda al equilibrio del ser humano pues le favorece al estado de ánimo, organiza los ritmos circadianos, el sueño y la vigilia; tienen que ver con el apetito, la fase cefálica del apetito se puede estimular mucho con cannabinoides, y eso hace que los pacientes caquécticos (que no comen) puedan ser tratados. Con este tipo de moléculas también se puede tratar la inflamación.

LFH: ¿En qué ocasiones o enfermedades se puede utilizar el cannabis medicinal?

F.M.V.: En este momento la población atendida es de dos tipos. Uno es el cuidado paliativo (pacientes con cáncer, vih), el otro es de atención neurológica (síndrome convulsivo o dolorosos de difícil manejo, personas con anorexia nerviosa o personas con movimientos anormales). También ayuda a tratar personas con dependencia al alcohol, cocaína, opioide y tabaco. Los campos van aumentando, pero definitivamente es el cuidado paliativo y la neurología los que más están aprovechando el cannabis medicinal.

LFH.: ¿El gremio de los especialistas ya aceptó el cannabis medicinal, como una alternativa para esas enfermedades?

F.M.V.: Todavía no, pero es por falta de lectura. En la medida en que la gente empiece a leer y a saber más de esto y haya más trabajos de investigación, bien diseñados, aleatorizados, controlados y la epidemiología haga estudios, esto va a ser el medicamento del siglo XXI porque puede ayudar a muchos pacientes, con diferentes síntomas. En este momento estamos haciendo un trabajo en náusea y vómito post- quimioterapia; para eso el cannabis nos ha dado muy buenos resultados, y hay mucha evidencia y trabajos de investigación.

LFH: ¿Cómo es el proceso de recetar y controlar el uso de cannabis medicinal en los pacientes?

F.M.V.: El cannabis medicinal se formula como todos los medicamentos. Aquí como estamos empezando hay que hacer una fórmula magistral. Para resetear el cannabis hay que conocer la farmacogenética: es el mecanismo de acción, la latencia, la vida media, el volumen de distribución, la biodisponibilidad. Además hay que conocer la farmacodinamia: que es el mecanismo de acción de un medicamento hasta llegar al cerebro. Hay que conocer los tiempos, porque lo único que hace seguro a los medicamentos es que calculemos bien, que podamos adelantarnos a lo que va a pasar con estos y con las personas.

LFH.: ¿Qué estudios se han realizado para descubrir los beneficios del cannabis medicinal?

F.M.V.: Estudios hay muchos, a mi el que más me gustó fue el que hizo la Academia Americana de Medicina, Ciencia e Ingeniería, publicó un trabajo de investigación y un libro en octubre del 2017, donde abordaron casi todas la áreas de investigación.

LFH.: ¿Cuál es la invitación a los especialistas para que descubran los beneficios del cannabis?

F.M.V.: Si tienen pacientes con cáncer, con estrés post traumático, o con algún síntoma de los anteriormente mencionados, el cannabis tiene muchas propiedades de las cuales se beneficiarán. Hay que estudiarlo y aprender a formularlo, pero es una gran posibilidad para los especialistas.

Con este mensaje el doctor Fernando Mejía finalizó su intervención.

Siempre es importante aprender, descubrir e ilustrarnos desde puntos de vista profesionales, y tú ¿Qué opinas de este tema?

WhatsApp chat